Pasó de ocupar el puesto 9 al 36 de los países más amigables con el bitcóin y otras criptomonedas, según el más reciente ranking elaborado por la empresa de análisis para inversiones Coincub. 

El Salvador ha perdido competitividad frente a otros países en el uso y adaptación de las criptomonedas como el bitcóin, a pesar de haber sido el primero en adoptarlo como moneda de curso legal.

Un ranking elaborado por la firma irlandesa de análisis para inversiones Coincub califica a los países con los climas más favorables para el uso en general de las criptodivisas, tomando en cuenta diferentes aspectos.

En la clasificación correspondiente al tercer trimestre de 2021, El Salvador no aparecía ni siquiera en la lista. Para el cuarto trimestre, saltó al puesto 9 de 43 países, gracias a la aprobación de la Ley Bitcóin a comienzos de septiembre.

“Sin impuesto a las ganancias de capital, una billetera aprobada por el Gobierno, con el patrocinio del Gobierno y del sector bancario significan que El Salvador es una nación amigable con las criptomonedas. Se mira con interés”, señalaba entonces el informe de Coincub.

Sin embargo, para el ranking correspondiente al primer trimestre de 2022, El Salvador descendió 27 posiciones y se ubicó en el puesto 36 de 45 países.

Según el reporte, en muchos sentidos haber declarado a bitcóin como moneda de curso legal debería posicionar a El Salvador como el principal país amigable con las criptomonedas en el mundo, al menos en términos de aceptación y perspectiva del gobierno.

El documento agrega que si bien hay una proporción mucho más alta que el promedio de la población que tiene criptografía y también una alta cantidad de cajeros automáticos, “mucha evidencia sugiere que la población no está dispuesta a dejar de lado las monedas tradicionales y tomar las criptomonedas en serio”.

“Habiendo anunciado bitcóin como moneda de curso legal, el aspecto más importante de todo es a qué se cotiza la moneda y las recientes caídas en el precio, naturalmente, hacen que su propia población desee evitar usarla para moneda de todos los días”, reza el documento.

En efecto, una reciente encuesta de NBER, junto con CID Gallup, reveló que solo un 20 % de los salvadoreños que descargó la billetera digital oficial Chivo continuó usando la aplicación luego de sacar los $30 de bono de bienvenida.

Además, la encuesta reveló que un 89 % no ha usado la aplicación para recibir remesas: la que suponía ser una de las principales ventajas que podía conseguirse con la criptomoneda. Y solo un 5 % la han usado para pago de impuestos.

Según cifras del Banco Central de Reserva (BCR), en marzo, El Salvador recibió $676.9 millones en remesas familiares, de los cuales $9.8 millones (el 1.5 % del total del mes) fueron recibidos a través de billeteras digitales de criptomonedas.

Coincub califica la Ley Bitcóin como “un experimento audaz” y reconoce que “es una opción de moneda controvertida” principalmente por “la enorme fluctuación”, la incertidumbre ante las advertencias recientes del Fondo Monetario Internacional (FMI) a revertirla.

“Cuando se trata de bitcóin en El Salvador o en cualquier lugar, todo se trata del precio y las grandes caídas de precios que han apuntado a la inestabilidad y la inflación en el país”, apunta la firma.

De hecho, destaca la volatilidad que ha tenido la moneda en los últimos meses pasando su valor de máximos de casi $70,000 en noviembre de 2021 a menos de $40,000 en la actualidad.

Por ello, tomando en cuenta los precios actuales, sobre el proyecto del presidente de la República, Nayib Bukele, de construir Bitcoin City (ciudad bitcóin), “un poco al estilo como Las Vegas” considera que “es posible que deba comenzar como Bitcoin Village” (aldea bitcóin).

Detalles

Según estimaciones de Coincub, 2.2 millones de salvadoreños son propietarios de criptomonedas (número similar a las descargas supuestamente hechas en la billetera digital oficial Chivo) y hay 205 cajeros automáticos para bitcóin.

“En esencia, la mayor parte del uso de cripto se realiza en transacciones y envíos de dinero, lo que puede ser costoso y llevar mucho tiempo a través de los bancos tradicionales. Usar criptomonedas para enviar dinero, especialmente cantidades pequeñas, es un patrón de la vida diaria, particularmente para los residentes de ingresos medios y bajos”, indica.

Otros aspectos que destaca el ranking sobre el país es las ganancias acumuladas en bitcóin no pagan impuestos, otorgamiento de residencia permanente para inversores y, beneficios fiscales y promoción de la minería mediante el uso de energía geotérmica.

Alemania lidera

En el más reciente ranking aparece Alemania (subiendo del puesto 4) como el país más amigable para la criptoeconomía, desplazando a Singapur.

Otros países que ganaron más peldaños en el listado fueron Suiza, España, India, Rusia y Rumania.

Según explica la compañía, la clasificación que utiliza se basa en la puntuación.

El ranking tiene nueve categorías generales y 21 subcategorías, que van desde números de cursos reconocidos de educación criptográfica hasta nuevas empresas. Todas estas categorías son puntuadas, cuyos totales se suman para formar la lista de clasificaciones.

“Mientras que algunos de estos países aparecen constantemente en los titulares, Malta, Nigeria y El Salvador, por ejemplo, sus puntajes generales muestran una falta de desarrollo en sus economías criptográficas y de cadena de bloques”, señala Coincub.