El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump (2017-2021) afirmó que no quiere regresar a Twitter, incluso si el magnate Elon Musk compra esta red social y reactiva su cuenta.

En declaraciones a la cadena de televisión Fox, el exmandatario señaló que prefiere usar su propia red social, TRUTH Social, como único canal y que se unirá a ella en los próximos siete días como tenía planeado.

No voy a ir a Twitter, voy a permanecer en TRUTH (verdad)”, dijo Trump.

“Espero que Elon compre Twitter porque la mejorará y es un buen hombre -remarcó-, pero yo voy a quedarme en TRUTH“.

Trump agregó que comenzará a “TRUTHear” la próxima semana.

La plataforma fue lanzada el mes pasado y ha estado funcionando en su nuevo servicio de nube durante los últimos cuatro días, después de ser probada en una versión beta desde febrero. Su director ejecutivo es el exlegislador por California Devin Nunes.

Trump aseguró a Fox que su red social ha atraído a “millones de personas“: “Hemos encontrado que la respuesta a TRUTH es mucho mejor que estar en Twitter”.

En ese sentido, el exmandatario recordó que en Twitter hay “bots” y cuentas falsas, y que desde su red social lo están intentando hacer lo mejor posible.

Twitter anunció que aceptó la oferta de compra de Musk por unos 44 mil millones de dólares y que dejará de cotizar en bolsa.

Desde que surgieran las noticias sobre la posible adquisición de Twitter por parte de Musk, han surgido especulaciones sobre la probabilidad de que el fundador de Tesla reactive la cuenta de Trump, ya que el empresario ha criticado en varias ocasiones las políticas de moderación de contenidos de la plataforma y ha prometido transformarla en aras de la libertad de expresión.

Twitter, Facebook, Instagram y Snapchat suspendieron de forma permanente las cuentas de Trump tras el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021, donde hubo cinco muertos.

Twitter decidió adoptar esta medida debido a lo que consideró “el riesgo a una mayor incitación a la violencia” por parte del entonces presidente.

Antes y durante su mandato, Twitter fue la red preferida de Trump, con más de 55 mil mensajes durante más de 11 años.