El Organismo Ejecutivo envió una iniciativa de ley al Congreso donde solicita la aprobación de un préstamo de US$500 millones con el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF).

De acuerdo con la iniciativa enviada a la Comisión de Finanzas, los recursos estarían destinados para realizar pagos anticipados de préstamos externos con tasas considerablemente más altas.

“Con la utilización de estos recursos se estima que pudiera generarse un ahorro para las finanzas del Estado de un 4.0 por ciento anual, producto de las condiciones financieras ofrecidas en el crédito bajo esta iniciativa de ley, que tiene una tasa estimada de 0.75 por ciento anual”, detalla el documento.

Según las autoridades, se hizo un estudio preliminar donde detectaron que en 14 de 28 préstamos se podían realizar pagos anticipados que podrían representar un ahorro de US$72 millones (unos Q569 millones).