La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que el fin de las restricciones por la pandemia de COVID-19 promueven la propagación de la viruela del mono a nivel mundial y que aún es pronto para saber si se podrá contener se propagación por completo.

Henri Kluge, director regional de la OMS para Europa, detalló que la principal forma de contagio de la viruela del mono son las relaciones sexuales, especialmente las que se dan entre hombres.

Sin embargo, apuntó, el virus puede infectar a cualquier persona y “no está intrínsecamente asociado con ningún grupo específico de personas”.

Kluge enfatizó que la eliminación de las restricciones por COVID-19 a los viajes y eventos internacionales detonan la rápida transmisión de la enfermedad.

En los próximos meses, muchas de las docenas de festivales y grandes fiestas planeadas brindan más contextos donde puede ocurrir una amplificación”, señaló.

De acuerdo con la OMS Europa la mayoría de las personas que contraigan viruela del mono tendrán una enfermedad leve, pero “desagradable y potencialmente dolorosa” que podría durar varias semanas.

Por ahora, sostiene, una respuesta eficaz contra el virus no requerirá las mismas medidas que en su momento se aplicaron contra la pandemia de COVID-19.

Pero, y esto es importante, aún no sabemos si podremos contener su propagación por completo”, remarcó Kluge.

El experto urgió al aislamiento de casos durante el periodo infeccioso y a un rastreo y monitoreo de contactos efectivos.

De momento, desde que Reino Unido informó del primer caso confirmado de viruela del mono el pasado 7 de mayo, la OMS ha recibido notificaciones de un total de 257 casos confirmados en laboratorio y unos 120 sospechosos en 23 países donde esta enfermedad no es habitual.