El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom, indicó que, si bien la pandemia de Covid-19 está lejos de terminar, su fase más aguda podría culminar durante este año.

En la inauguración del Comité Ejecutivo de ese organismo, el 24 de enero de 2022, el funcionario sostuvo que los embates de la enfermedad causada por el coronavirus SARS-CoV-2 marcan ya su tercer año y la humanidad se enfrenta a un momento crítico.

Descartó a Ómicron como la última de todas las posibles variantes de ese virus y aseguró que las condiciones globales son ideales para el advenimiento de otras.

«Vamos a vivir con el Covid-19 en el futuro próximo y necesitamos aprender a gestionarla con sistemas sostenidos e integrados de lucha contra las enfermedades respiratorias agudas», resaltó Adhanom.

Para ello, exhortó a los todos los países a trabajar activamente, a luchar contra la desigualdad en el acceso a las vacunas y a establecer restricciones coordinadas.

No podemos permitir que continúe prolongándose (la pandemia), tambaleándose entre el pánico y la negligencia», señaló.

A casi dos años de que la OMS declarara una emergencia internacional ante ese coronavirus, suceso acontecido el 30 de enero de 2020, existen ya casi 350 millones de casos y cerca de cinco millones 600 mil muertes, recordó el directivo.

De acuerdo con el sitio de estadísticas de la Universidad de Oxford, Our World in Data, solo el 52.7 por ciento del total de la población está completamente vacunada.

Los países africanos cuentan hasta la fecha con una cobertura muy baja de inmunización y algunos de esos ejemplos se hallan en Nigeria que posee el 2.5 por ciento, Etiopía con el 1.6 y Uganda con 4.5 puntos porcentuales.