Las tormentas ocasionadas por el paso del huracán Ida provocaron la muerte de 14 personas, entre ellas un niño, en Nueva York y Nueva Jersey

Al menos catorce personas, entre ellas un niño de 2 años, han muerto en las últimas horas a consecuencia de las fuertes tormentas que sacuden los estados de Nueva Jersey y Nueva York, en la costa este de Estados Unidos, informaron fuentes policiales.

En la ciudad de Nueva York, que está en situación de emergencia, se han producido siete de las muertes, según la policía de la ciudad.

Y en el cercano estado de Nueva Jersey ha muerto un anciano, que fue encontrado en el interior de su coche, informó el alcalde de la ciudad de Passaic, Héctor Lora.

Un portavoz de la alcaldía de Elizabeth dijo a NBC News que otras cinco personas, residentes del complejo Oakwood Plaza Apartments, habían muerto, sin ofrecer mayores detalles.

Además, miles de personas han tenido que ser evacuadas debido a las inundaciones que los restos del huracán Ida, ya degradado a tormenta, han provocado en estos estados, con unas lluvias que las autoridades han calificado de históricas.

Siete de las víctimas mortales, incluido el menor de 2 años, se han producido en los distritos de neoyorquinos de Queens y Brooklyn, según la cadena NBC, que ubica a los otros dos fallecidos en el condado de Passaic, en Nueva Jersey.

Las tormentas forman parte de los remanentes del huracán Ida que, ya degradado a tormenta, ha atravesado la parte este del país desde que entró por el estado de Mississippi y Louisiana, donde causó graves inundaciones y al menos seis muertos.

Nueva York declaró en las primeras horas de este jueves el estado de emergencia después de que la región noreste de Estados Unidos registrara intensas lluvias y vientos de los restos de Ida, que causaron importantes inundaciones.

En la ciudad de Nueva York, prácticamente todas las líneas del metro quedaron suspendidas al ser inundado por auténticas riadas y cascadas de agua que caían tanto por las escaleras de las estaciones como por los techos de los túneles.

“Estamos sufriendo un evento meteorológico histórico con lluvias que están rompiendo récords por toda la ciudad, con inundaciones brutales y condiciones peligrosas en las carreteras”, advirtió el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, en las redes sociales.

Tanto De Blasio como la gobernadora del estado de Nueva York, Kathy Hochul, señalaron que en unas pocas horas cayó mucha más lluvia de lo esperado, lo que ha dejado a la región en una “pésima situación”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *