Oscar Díaz Reyes – Auditor Público y Contador, Socio de Moore Díaz

Si usted amigo empresario quiere crecer,  pero esta esperando a tener capital de trabajo suficiente para iniciar un nuevo proyecto,  posiblemente tenga que esperar bastante tiempo su proyecto para concretarse, porque reunir dinero en estos tiempos está complicado. Además es algo que no aconsejo, ya que lo mejor es trabajar con el dinero de otros, en este caso de los bancos y no con su capital propia. Esa es la mejor forma de crecer. Claro que tiene un costo,  que es el interés que usted paga al banco, pero vamos a analizar cual debiera de ser la forma correcta de hacerlo,  de manera de tener una certeza que será fiable.

Una condición indispensable,  si usted es persona individual y quiere sacar un préstamo a su nombre,  es tener un historial crediticio impecable,  porque los bancos ahora están buscando buenos clientes, gente que no tengan duda de que le van a pagar.  Si es persona jurídica,  por ejemplo,  una Sociedad Anónima,  los socios deben de tener igual un buen historial crediticio.   Prepárese para que en este momento salga a relucir una tarjeta de crédito con algún problema de atraso, que usted ya ni se recuerda  También prepárese para que le pidan una garantía real (un terreno por ejemplo),  para poderse asegurar que si el crédito no se paga, puedan cobrarse con la garantía.  También es cierto que ahora,  a diferencia de antes,  pueda dar su inventario y hasta las herramientas con que trabaja como una garantía,  gracias a una modificación en la Ley de Bancos,  pero usted tiene que registrar dicho inventario en el Registro de Valores y Mercancías,  por medio del cual los bancos tienen una garantía real de que dicho inventario en realidad existe y esta jurídicamente respaldado.  Aún cuando registrarlo conlleva un costo,  esto puede servirle para garantizar su préstamo y no poner en riesgo sus bienes inmuebles.  Le aconsejaría que antes de realizar el registro,  platique con su banco para asegurarse que para el monto a prestar pueda servir un tipo de garantía como la que le menciono,  que también dependerá del monto del préstamo que necesite.

También es mucho más fácil para las empresas que llevan una contabilidad ordenada (otro beneficio más de tener un buen contador y preocuparse por su contabilidad) el obtener un préstamo.  ¿Por qué?.   Por la sencilla razón que va a poder demostrar que los estados financieros representan la realidad de la empresa,  al momento que sus ingresos coinciden con sus depósitos efectuados y que cuando le piden más información (que siempre sucederá),  la tiene de forma pronta,  ya que solo es de obtenerla y no de ver de donde la obtiene.   Acuérdese que en Guatemala siempre se han llevado tres contabilidades,  la que se presenta al fisco,  la real y la que se presenta al banco.   Pero esto tiene que cambiar,  ya que por ejemplo si su banco le pide auditar sus estados financieros,  para tener certeza de lo que dice es cierto,  si tiene una contabilidad que no es real,  ningún auditor serio le querrá dar su visto bueno y a los malos auditores ya los tienen mal visto en los bancos.    Además con una buena contabilidad,  usted también tendrá los insumos para hacer proyecciones y flujos de caja,  que el banco siempre se los pedirá para cerciorarse que su empresa puede genera flujos suficiente para poder pagar el préstamo.  Además prepárese porque muy posiblemente su banco le pida cuando le conceda el préstamo,  estados financieros de forma trimestral o semestral,  de manera de ir monitoreando el desenvolvimiento de su empresa.    Si usted no tiene una contabilidad ordenada,  le será muy difícil cumplir con este requisito.

Una situación que ayuda al momento de pedir un préstamo es el hecho de que usted tenga una relación de reciprocidad con el banco,  es decir que haya manejado su cuenta con ellos a través del tiempo y ellos hayan podido ver su evolución y la situación que no le rechazan cheques por falta de fondos.

Ahora bien,  ¿en que momento es un buen negocio pedir un préstamo?.  En el momento que el dinero que recibirá le servirá para generar más que la tasa de interés que pagará por la inyección de dinero por parte del banco.   Para esto tiene que tener un buen estudio de su proyecto: saber que costos implica,  que gastos tendrá asociado con el nuevo proyecto,  que condiciones deben de darse en el entorno para que el proyecto sea un éxito, de manera de saber su rentabilidad lo mas aproximada posible.   Si su rentabilidad es mayor a la tasa de interés que paga,  entonces debe de proceder a endeudarse.   Pero hacer este ejercicio no debe de creerse usted mismo las mentiras.   Me explico mejor.   No solamente debe de pensar que todo va a ir bien,  sino que debe de pensar en los escenarios más pesimistas,  de manera de poder reaccionar cuando todo vaya mal.    Usted debe de tener muy a la mano las proyecciones que realice y irlo comparando contra lo que sucede en realidad,   de manera de saber si sus proyecciones se están llevando a cabo o bien si se necesitan ajustes en el camino,  lo que es más probable.   Lo importante del asunto es poder reaccionar en el momento justo y no solo cuando se dé cuenta que no podrá pagar el préstamo,  porque ese momento puede ser ya muy tarde.

No pretendo que usted sea un especialista en realizar proyecciones financieras,  que se necesita un buen tiempo de estudio y practica para poder manejarlo adecuadamente y saber “leer” lo que pasa en el ambiente,  pero si bien talvez no pueda obtener una Tasa Interna de Retorno (TIR) o un Valor Presente Neto (VPN) de su inversión,  si al menos debiera de saber cuando debe de vender y gastar para hacer funcionar el proyecto.  Para el resto de situaciones,  nosotros estamos para servirle,  con 40 años de experiencia.

Por favor,  nunca obtenga un préstamo para pagar a proveedores o tener para pagar los gastos de la empresa.    Esto es subsidiar las pérdidas que se tengan y entonces si no va a poder pagar su préstamo y en lugar de una solución tendrá un problema más grande aún.

Talvez luego de leer este artículo,  ya se le hayan quitado todas las ganas de conseguir un préstamo,  ya que sinceramente no es sencillo y puede traer complicaciones que hoy detrás de su escritorio no tiene.  Pero tampoco podrá crecer.    Además ordenarse y vivir este tipo de situaciones es pasar de una economía de subsistencia (donde tiene para “pasarla”),  a una verdadera prosperidad,  una situación donde su familia y todos los que le rodean se ven beneficiados,  porque donde se produce riqueza,  es un lugar donde también se distribuye.   Talvez el movimiento de sus ventas han disminuido y debido a esto esta teniendo más tiempo para otras actividades.   Una de estas actividades puede ser preparase para obtener un préstamo y luchar por conseguirlo.

Contéstese a si mismo una gran pregunta ¿Cuándo estaré preparado para crecer?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *