El sector turístico y gastronómico se encuentran en aprietos tras la primera suspensión en la historia de la celebración. El año pasado llegaron 2,1 millones de turistas a la ciudad.

La histórica suspensión del Carnaval de Río de Janeiro, Brasil, provoca pérdidas millonarias en el sector turístico y gastronómico en una ciudad que superó los 30 mil muertos por coronavirus Covid-19.

El dinero perdido por los comerciantes de los rubros más importantes para la celebración que iba a tener lugar del 12 al 17 de febrero está estimado en u$s509 millones, de acuerdo a lo analizado por varios medios locales en base a proyecciones de la ocupación hotelera y el número de turistas durante el año anterior

Para la fiesta masiva de 2020 arribaron a la urbe unos 2,1 millones de visitantes, de los cuales más de 500 mil fueron extranjeros, y dejaron aproximadamente u$s 717 millones, lo que se convirtió en todo un récord para las arcas del distrito.

Asimismo, el golpe por la pandemia se traduce en más de 100 mil puestos laborales del sector cultural, hotelero y gastronómico que se encuentran en peligro.

Según los portales periodísticos brasileños, ya se perdieron unos 20 mil empleos solamente en la hotelería y más de 10 mil en la industria dedicada a la restauración.

Antes de que el alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, anunciara la cancelación definitiva para la fiesta que, en principio había sido aplazada para julio, los hoteles habían lanzado promociones de hasta el 30% de descuentos pero pese a esto las plazas marcaban sólo un 35% de ocupación.

“Nunca escondí mi pasión por el Carnaval y la visión clara que tengo de la importancia económica de esa manifestación cultural para nuestra ciudad, pero no tiene ningún sentido a estas alturas imaginar que tendremos condiciones de realizarlo en julio”, sentenció Paes desde su cuenta de Twitter.

El mandatario auguró soluciones para el año próximo y confió: “Estoy seguro que en 2022 podremos, debidamente vacunados, celebrar la vida y nuestra cultura con toda la intensidad que merecemos”.

El panorama sanitaria actual muestra que en la ciudad de Río de Janeiro se registraron 30.950 fallecidos y 547.081 infectados, mientras que a nivel nacional los muertos fueron 234.850 y los positivos treparon a los 9.659.167.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *