Las playas del pacifico fue uno los principales destinos que las familias guatemaltecas recibieron el año nuevo y se reportó una movilidad de 25 mil automovilistas durante el 31 de diciembre.

El reporte de la compañía Siva, que administra el tramo carretero, confirma que un buen porcentaje de guatemaltecos decidieron aprovechar el largo descanso para acudir a diferentes playas, y otros centros turísticos en la Costa Sur.

Personeros de SIVA, destacaron que, en las últimas dos semanas el promedio diario de automovilistas que utilizan el tramo carretero subió a 27 mil, cuando lo normal es entre 23 y 24 mil.

Además de las playas del pacífico, las familias acostumbran a visitar ríos, lagos y otros lugares de recreación familiar para pasar las fiestas de fin de año.

La Policía Nacional Civil (PNC), reportó este viernes 1 de enero, que, en las playas del puerto de San José en Escuintla, hay unas personas que acudieron para despedir y recibir el año nuevo.

La compañía Siva, pronostica un masivo retorno el próximo domingo 3 de enero.

Ocupación en Antigua

La Antigua Guatemala también fue otro destino preferido por los guatemaltecos.

La ocupación permitida alcanzó el 40%, entre la noche vieja y este 1 de enero, según el reporte preliminar de las autoridades locales en la Ciudad Colonial.

Ese porcentaje de ocupación, tanto en hoteles como en restaurantes es el permitido por el aforo, ya que el municipio se encuentra en el semáforo epidemiológico en anaranjado.

Walter Fisher, secretario de Turismo y Economía de la Municipalidad de Antigua Guatemala, resaltó que “prácticamente se reactivó el turismo en estas dos últimas semanas” ya que el turismo nacional está respondiendo.

“Hay visitantes de varias partes del país que se alojaron la noche vieja, unos salen el sábado y otros hasta el domingo. Ante la situación actual consideramos que el sector mejoró”, puntualizó Fisher.

Reiteró que en esta ocasión no se permitió la realización de ninguna actividad, que tradicionalmente se hacen en las calles, y tanto los restaurantes y hoteles respetaron las normas, que se habían establecido desde principio de diciembre, por la alerta del covid-19, y que habían pasado a semáforo rojo.

Este desplazamiento de personas surge en medio de un incremento de los casos de contagio reportados por las autoridades de Salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *