La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que está en “contacto cercano” con las autoridades de Reino Unido después de que una nueva cepa de coronavirus fuera detectada en dicho país.

Esta nueva variante del virus SARS-CoV-2, que causa la covid-19, parece estar propagándose más rápidamente que la versión original, pero se cree que no es más mortal.

Amplios sectores del sureste de Reino Unido, incluyendo la capital, Londres, están ahora bajo nuevas y más estrictas restricciones a fin de frenar la rápida propagación del virus.

Los Países Bajos, Bélgica, Italia, Austria, Irlanda, Austria, Alemania, Francia y Bulgaria ya anunciaron la suspensión de vuelos provenientes de Reino Unido por causa de esta nueva cepa, y se reporta que España está considerando medidas similares.

Ante las restricciones y las cancelaciones de vuelos, cientos de personas se aglomeraron en estaciones de tren como St. Pancras, Kings Cross, Paddington, Euston y otras, en Londres, la noche del sábado, para tratar de abandonar la ciudad.

Las autoridades holandesas dijeron que trabajarán con otros países miembro de la Unión Europea para “explorar las posibilidades de limitar aún más el riesgo de que la nueva cepa del virus llegue desde Reino Unido”, con España también pidiendo una “respuesta coordinada”, la que debería ultimarse el lunes.

El gobierno holandés, el primero en prohibir los vuelos, lo hizo después de detectar un caso que reveló ser de la misma cepa de coronavirus encontrada en Reino Unido.

También se suspendió el servicio de trenes por el eurotunel y Francia impide la entrada a su territorio de camiones provenientes de suelo británico.

La experta de la OMS María Van Kerkhove le dijo a la BBC que también se habían identificado casos de la nueva variante en Dinamarca y Australia.

¿Qué sabemos de la nueva variante?

Los científicos insistieron el sábado que todavía no se sabe si realmente la nueva cepa se propaga más rápidamente que todas las anteriores

Pero en un mensaje por Twitter, la OMS informó que está conversando con autoridades de Reino Unido sobre la nueva cepa.

Señaló que las autoridades británicas estaban compartiendo información sobre los estudios que hay en curso sobre esta mutación, y que la OMS irá informando a los estados miembro y el público “a medida que aprendamos más sobre las características de esta variante del virus y cualquier implicación”.

A pesar de que hay una “incertidumbre considerable”, el primer ministro británico, Boris Johnson, afirmó que la nueva cepa puede ser hasta un 70% más transmisible que las anteriores.

Aun así, las autoridades británicas señalan que no hay actualmente evidencia que indique que la nueva variante provoque un índice de mortalidad más elevado o que responda de manera diferente a las vacunas y tratamientos.

“Creo que esta es una situación que va a empeorar mucho las cosas”, dijo el director médico de Inglaterra, Chris Whitty, pero añadió que hay ciertas cosas que permiten mantener el optimismo, como el hecho de que se está empezando a utilizar la vacuna, que según se asume hasta el momento funcionará para la nueva variante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *