La economía guatemalteca tendrá una caída de -1.5% del Producto Interno Bruto (PIB), la proyección más optimista que previó el Banco de Guatemala (Banguat). El peor escenario para el país era un cierre de -3.5%, lo cual, finalmente no ocurrió.

Sergio Recinos, presidente del Banguat, indicó que los principales indicadores de corto plazo señalan que la recuperación de la economía es mejor de la que se había proyectado.

“Hay buenas noticias dentro del problema que generó el Covid-19 en Guatemala. La caída será únicamente de -1.5% del PIB y si nos comparamos a nivel Latinoamericano, es la economía menos afectada”, comentó Recinos. 

El jefe del Banguat comentó que la mejoría en la proyección se debió a que hubo una respuesta oportuna en la política económica. “Hemos visto otras variables favorables como remesas, exportaciones e importaciones”. 

Agregó que la caída en el precio internacional del petróleo ha favorecido mejores costos en los combustibles a nivel nacional. “Hemos tenido un ahorro, a la fecha de Q1 mil millones en la factura petrolera. Eso da oportunidad para que los guatemaltecos usen ese dinero en la demanda de otros bienes y servicios”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *