La Fundación Coca-Cola donó más de $1.2 millones en Centroamérica para la compra de alimentos y la reparación de alguna infraestructura que provee de agua a comunidades y que fue dañada por los recientes huracanes Eta e Iota. 

La totalidad del dinero impactará positivamente a más de 40 mil familias en Honduras, Guatemala, Nicaragua, Belice, Costa Rica y Panamá.

En el caso de Guatemala las donaciones suman unos $200 mil y los alimentos adquiridos fueron entregados al Ministerio de Desarrollo Social en Puerto Barrios, permitiendo ayudar a las comunidades de Izabal, Alta Verapaz y Petén.  

La alimentación en todos los países incluye productos básicos como: arroz, frijoles, sal, café, aceite o manteca, azúcar, sardinas, atún, harina de maíz, espagueti y avena, entre otros. 

Además de implementos de higiene personal como papel higiénico, jabón de manos, pasta dental y jabón para la ducha. 

“Nuestro apoyo garantizará que cientos de familias vulnerables tengan acceso a alimentos y suministros esenciales durante este período crítico.”

Para el caso de Guatemala, Honduras, Nicaragua y Costa Rica se contó con la colaboración de Walmart, quien se convirtió en un aliado estratégico de esta donación no solo porque vendió a precio de costo los productos, es decir no obtuvo ganancias, sino que además se encargaron de enviar los alimentos a los lugares más afectados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *