Después de la controversia en la compra que realizó el Ministerio de Desarrollo Social (Mides), la cartera decidió anular de manera definitiva la compra de galletas fortificadas por más de Q14 millones.

El 15 de octubre, el ministro de Desarrollo Social, Raúl Romero, informó que, la compra de galletas fortificadas por Q14. 6 millones para atender a los niños afectados por la pandemia quedó suspendida definitivamente y no se realizará ninguna compra.

Romero dio declaraciones a reporteros en las afueras del Congreso de la República e indicó que, el Director del Fondo de Desarrollo Social (Fodes), regresó a la Junta Calificadora el proceso, junto con las observaciones de la Contraloría General de Cuentas (CGC),  para que se evaluara la compra.

La Contraloría General de Cuentas (CGC), recomendó suspender la compra, porque encontraron varias irregularidades en la adjudicación.

El ministro agregó, que el jueves, Alan Barrientos Zuñiga, director del Fodes, le informó que con base a las recomendaciones de la Contraloría y el análisis que hizo, identificó que el proceso se realizó de forma correcta, sin embargo, para demostrar transparencia el Mides en conjunto con el Fodes decidieron no realizar la compra.

Romero dijo que no se realizará ninguna compra de galletas y lamenta que los niños no vayan a ser beneficiados con este proyecto.

Cuando se informó a la sociedad sobre esta compra, el Ministerio Público recibió dos denuncias contra el proceso de adjudicación de las galletas.

Una de las denuncias  fue presentada por el exdirector del Fodes, Marco Antonio Soto, quien señaló al Ministro Raúl Romero y a otros funcionarios del Mides de varias anomalías para que se realizará la compra

La organización, Acción Ciudadana, también puso una denuncia por supuesto fraude en el proceso de la compra de las galletas.

Sobre esto, Romero dijo que, es un poco apresurado e ilógico que se pongan denuncias cuando un proceso no se ha agotado y respetan las decisiones que las personas han tomado, pero valen más los hechos que las palabras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *